ASIGNACIÓN PARA BOMBEROS VOLUNTARIOS: CON MEDIA SANCIÓN, AL SENADO

Sesión

ASIGNACIÓN PARA BOMBEROS VOLUNTARIOS: CON MEDIA SANCIÓN, AL SENADO

Con la esperanza de convertirse en ley antes de que termine el año, el proyecto de Asignación Retributiva Vitalicia Provincial (ARVP) para el personal que desempeña tareas de “Bombero Voluntario”, autoría del Presidente Pedro Cassani (firmado por la totalidad del bloque), obtuvo la media sanción por unanimidad de la Cámara de Diputados, en la sesión 23 de este miércoles 4 de noviembre.

La iniciativa, considerada de “estricta justicia”, que cuenta con el aval de la Federación de Asociaciones de Bomberos de la provincia -y de la ciudadanía, expresada sobre el particular por diferentes medios-  técnicamente crea “un régimen especial de subsidio para los bomberos voluntarios que formen parte de las instituciones bomberiles reconocidas como tales por la Provincia de Corrientes”.

Para ello, anualmente el Poder Ejecutivo incluirá en la Ley de Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos de la Administración Provincial del ejercicio fiscal correspondiente, los recursos financieros necesarios para transferencias corrientes destinadas al pago de la Asignación Retributiva Vitalicia Provincial que provendrán de recursos corrientes sin afectación específica del Tesoro Provincial, producto de la coparticipación federal y provincial.

La futura normativa fija los requisitos, siendo uno de ellos que hayan trabajado un determinado lapso de tiempo; no implicando el mismo  la renuncia al servicio o la baja de la institución.

“El monto de la asignación será equivalente al haber de un Oficial de Policía de la Provincia de Corrientes y se liquidará en forma mensual y vitalicia, no siendo incompatible su cobro con el desempeño de una actividad remunerada y/o la percepción de beneficios previsionales”, se especifica en el texto aprobado.

Cabe recordar que no es la primera vez que esta cuestión se trata en la Cámara Baja, ya que similar expediente quedó en el Senado con media sanción en el año 2012, 2016 y 2017, esperando “mejor comprensión” en este 2020, “más teniendo en cuenta los últimos acontecimientos y los pronósticos desalentadores para fin de año, en cuanto a incendios”, dijo el diputado Horacio Pozo.